Un plato sencillo de preparar, diferente y con muchísimo sabor. Fabes con almejas mezcla el sabor a mar con el producto típico asturiano, algo que algunos ven raro pero cuando lo prueban se enamoran. Este plato es auténtico de los pueblos asturianos costeros. Os dejamos todos los pasos para que dejéis con la boca abierta a vuestros invitados.

 

  • 500 g de fabes de “la Granja”
  • 1 k de almejas
  • Una cebolla, 3 dientes de ajo y medio pimiento verde
  • 1 chorro grande de aceite de oliva virgen extra para la cocción de las fabes
  • 1 cucharada tipo postre de pimentón dulce y 5 hebras de azafrán
  • Para el sofrito de las almejas: 1 dedo de aceite de oliva virgen extra, 1 diente de ajo bien picado, unas cayenas (al gusto) y medio vaso de vino blanco.
  • Sal al gusto

Receta de Fabes con almejas

  1. Una cazuela, a ser posible baja y ancha.
  2. Las habas con un buen caldo de pescado o marisco (un buen fumet de rape le va que ni pintado). Cubrimos con ese caldo hasta que quede un par de dedos por encima de las mismas.
  3. Removemos para que se mezcle todo bien. Añadimos un chorro grande de aceite de oliva virgen extra y calentar a fuego alto hasta que hierva.
  4. Introducimos la cebolla cortada en dos, tres dientes de ajo pelados y medio pimiento verde.
  5. Cuando lleve media hora cociendo a fuego alto, añadimos las hebras de azafrán diluidas en un poco de caldo caliente de la cazuela y una cucharadita tipo café de pimentón dulce.
  6. Bajamos la temperatura de cocción y añadimos sal al gusto. Es importante probar el caldo, no debemos añadir mucha sal pues las almejas son saladas y nos podemos pasar del punto óptimo, mejor dejarlas un poco sosas.
  7. Dejamos que las fabes se cocinen lentamente a temperatura baja durante 2 horas removiendo de vez en cuando sin romperlas.
  8. Cuando lleven ya una hora, sacamos la cebolla, el ajo, el pimiento y las fabes que veamos que se hayan roto, lo pasamos todo por la batidora con un poco de caldo y lo volvemos a introducir.
  9. Durante estas dos horas de cocción, añadimos agua fría en dos ocasiones para rompe el hervor y ayuda a su perfecta cocción.
  10. Probamos las fabes, una vez probadas y tiernas apartamos del fuego y dejamos reposar un poco.

Fabes con almejas

  1. Para las almejas, sólo tendremos que abrirlas al vapor con un poquito de ajo y un toque de guindilla. Alguna de ellas no se suelen abrir y también otras puede que estén rotas. Las tiramos.
  2. Lavamos muy bien las almejas en agua fría y quitamos todas las impurezas. Cortamos ajo muy fino y salteamos en una cazuela baja sin que llegue a dorar, añadimos unas cayenas previamente machacadas con los dedos y  las almejas, removemos a fuego alto durante unos segundos. Introducimos medio vaso de vino blanco y dejamos hervir.
  3. Las dejamos cociendo tapadas unos 3 minutillos a fuego alto y, en cuanto estén todas abiertas, las añadimos directas a la cazuela con las fabes, así de sencillo. Colamos el caldo que han soltado las almejas al hervir y añadimos también a las fabes.
  4. Ahora sí, probamos el punto de sal y removemos todo con cuidado sin romper las fabes. Servimos directas a un plato hondo y a disfrutar.

Si os gusta esta receta os animamos a ver las demás.

Fuente: RecetasdeRechupete

0