Algo lógico es que siempre estar cerca de una fuente o ambiente más natural te hará sentir mejor que estar rodeada solamente por bloques y carreteras, pero hay estudios que pueden comprobar los beneficios de crecer y vivir junto al mar, en especial para tu salud emocional.

Por supuesto, muchas playas sean urbanas o no incluyen servicios adicionales que hacen que nos gusten aún bastante más en nuestros ratos libres. Si estáis por la zona visitáis este chiringuito en Badalona sabréis a que nos referimos en este párrafo.

Razones por las cuales nos gusta la playa

1. No necesitamos de mucho

En la playa no se necesita de mucho para ser felices, un hermoso amanecer o atardecer, la sensación del sol en la piel, un refrescante baño en una tarde de calor, una fogata en la playa con amigos, sentir la arena en los pies.

2. El sonido y los aromas que te entrega te hacen sentir mejor de inmediato

Escuchar las olas y el aroma del mar y la arena recompone tus sentidos y te hace sentir mucho más contento y relajado en sólo un segundo, pues todo es más placentero, no tienes que estar corriendo ni escuchando el molesto sonido del tráfico vehicular o el de demasiada gente hablando

3. Tu salud mejora

Está comprobado que la brisa marina que respiras mejora tu sistema respiratorio, simplemente tomando ese respiro profundo que haces cuando quieres sentir el aire puro de la playa.

4. Te desconectas de la realidad

Es una de las mejores maneras de desconectarse y no pensar en nada más que en ti y en el paisaje que enamora a tus ojos. Con sólo mirar la playa ya te puedes sentir desconectado del mundo

5. Estar en el mar relaja tus músculos

La composición del agua salada aporta beneficios como la acción antialérgica en la piel y vías respiratorias, además de servir como descontracturante y relajante muscular y los antioxidantes que combaten el envejecimiento de la piel. También mejora el ritmo cardíaco y el tono muscular.

6. El abundante azul te ayuda a dormir mejor

El azul es el color ícono de la calma y el relajo, por lo tanto, si estás en la playa rodeado de este color te sentirás mucho más relajado durante el día y hasta dormirás más tranquilo y de forma placentera.

7. Tomarnos algo en un Chiringuito con estilo.

Chiringuito Mar i Cel, Platja del pont d’en botifarreta

Un símbolo de cualquier playa española es «el chiringuito». El mejor sitio al que acudir en un día caluroso de playa y tomar algo fresquito a la sombra escuchando buena música.

Aunque en su origen chiringuito significa ‘quiosco o puesto de bebidas al aire libre’, ha evolucionado muchísimo en lo que se refiere a hostelería. Podemos encontrar maravillas en la playa no solo para saciar la sed, sino para un amplio rango de necesidades. Desde servicios de hamaca, comidas, eventos… Prueba de ello es este Chiringuito Badalona, una clara evolución a una gama de servicios adecuados a las necesidades de todos.

¿Por qué la playa relaja tanto?

Todo esto está relacionado también con el color. Entre el cielo y su reflejo en el mar, el paisaje se impregna de azul, que tiende a ser el color favorito más repetido a gran escala entre las poblaciones, además de que está psicológicamente probado que lo relacionamos a un sentimiento de calma y serenidad, ayudándonos a relajarnos, especialmente al estar cerca de el.

La mejor terapia o momento de relajación que puedes tener es, sin duda, caminar por la playa. Además de rodearte de este tranquilizante color, la deliciosa sensación de la arena en tus pies, tal como sucede cuando caminas descalza por el pasto, te transmitirá una sensación de estar conectada con la Tierra, y nos hace sentir mejor y más humanos – por así decirlo

(Visited 64 times, 1 visits today)