Luna llena, mar calmada y brisa fresca… La noche embruja y no querrás irte sin pasear